Comentários do leitor

estabilidad taludes

por Dexter Marin (2021-08-03)


Las regiones montañosas son las zonas más propensas a la ocurrencia de los movimientos de ladera. No obstante, a veces, y en dependencia de otros factores presentes, es suficiente una pendiente muy baja, de unos pocos grados, a fin de que tengan sitio determinados géneros de inestabilidades, como los flujos de barro o bien tierra. En el caso de taludes es fundamental su inclinación. La naturaleza del material que forma un talud o bien una ladera está íntimamente relacionada con el género de inestabilidad que este puede padecer (figuras tres punto uno y treinta y dos), presentando las diferentes litologías distinto grado de susceptibilidad potencial frente a la ocurrencia de deslizamientos o bien roturas. Las propiedades físicas y resistentes de cada tipo de material, así como la presencia de agua, rigen su comportamiento tenso-deformacional y, por lo tanto, su estabilidad.
La estabilidad "dinámica" de un talud está relacionada con su estabilidad "estática", siendo los mismos factores los que controlan, por norma general, los dos géneros de estabilidad. En los análisis de estabilidad de taludes y laderas en zonas sísmicas o bien sometidas a otro género de fuerzas dinámicas, deben incluirse estas fuerzas. De una forma aproximada, en los cálculos se puede estimar la acción activa como una fuerza pseudo-estática, dada dependiendo de la aceleración máxima horizontal debida al sismo. Precipitaciones y condiciones climática

Should you loved this article and you would want to receive more details with regards to www.facebook.com/abcchileingenieria assure visit our webpage.