COVID-19: CONTRIBUCIONES PARA PENSAR UNA NUEVA ÉTICA DE LA CONVIVENCIA ESPACIAL

Luis Miguel Barboza Arias

Resumo


A poco más de 18 meses desde que fueran detectados los primeros casos positivos por SARS-CoV-2 en el mundo, y después de más de 170 millones de personas contagiadas con esta dolencia, el surgimiento de la pandemia del Covid-19 continúa creando escenarios de incertidumbre. El presente artículo aporta elementos para pensar (en) una nueva ética de la convivencia espacial que considere el futuro como territorio de posibilidades, y que pueda representar una alternativa de superación a la crisis de desconexión con la naturaleza. Se trata de una invitación a imaginar formas creativas de relacionamiento multiespecies, que conduzcan a la creación de nuevos sentidos de lugar y pertenencia en un momento histórico marcado por la emergencia sanitaria. ¿Qué tipo de aprendizaje estamos obteniendo de todo esto? ¿Cuál es nuestro posicionamiento en relación con esa serie de desafíos y oportunidades? Todavía está por verse si el nuevo coronavirus puede estimular un cambio paradigmático en la dirección apropiada. De momento, lo que es posible advertir es la presión creciente por modificar la narrativa antropocéntrica de “estar-en-el-mundo” que, de manera trágica y sin precedentes, está acabando con nuestras opciones para habitar el mañana.


Palavras-chave


Espacialidad. Geografía. Intersubjetividad. Lugar. Pensamiento crítico

Texto completo:

PDF (Español (España))


DOI: https://doi.org/10.12957/geouerj.2021.56186



Direitos autorais 2021 Luis Miguel Barboza Arias

Licença Creative Commons
Esta obra está licenciada sob uma licença Creative Commons Atribuição - Não comercial - Compartilhar igual 4.0 Internacional.

ISSN: 1415-7543 | E-ISSN: 1981-9021 | JournalDOI: https://doi.org/10.12957/geouerj

Licença Creative Commons